Cuatro cachorros de león son la nueva sensación del Zoológico de Quito

Fuente: Fundación Zoológico de Guayllabamba | 2017-02-17 | 12:32:57 PM
Cuatro cachorros de león son la nueva sensación del Zoológico de Quito
MDMQ
Cuatro cachorros de león son la nueva sensación del Zoológico de Quito
Cuatro cachorros de león son la nueva sensación del Zoológico de Quito
MDMQ
Cuatro cachorros de león son la nueva sensación del Zoológico de Quito
Cuatro cachorros de león son la nueva sensación del Zoológico de Quito
MDMQ
Cuatro cachorros de león son la nueva sensación del Zoológico de Quito
Bebé Pacarí de Collar en el Zoológico de Guayllabamba
MDMQ
Bebé Pacarí de Collar en el Zoológico de Guayllabamba
Bebé Cotoncillo rojo en el Zoológico de Quito
MDMQ
Bebé Cotoncillo rojo en el Zoológico de Quito
  • Currently 0/5 Stars.

Dos cachorras y dos cachorros de apenas 47 días de nacidos, corretean, saltan, rasguñan los troncos, se trepan a los árboles, muerden las plantas y juguetean entre ellos y con su madre. Son los bebes de Melchor y Daniela, leones del Zoológico de Quito, primera y última camada que nacerá en cautiverio y al cuidado humano.

El cuerpo de veterinarios decidió que podían ser mostrados al público y los sacaron al exhibidor, desde el lunes 6 de febrero, y ellos, bajo la mirada de su madre, iniciaron su proceso de exploración, disfrutaron del nuevo espacio, corrieron, jugaron y se dieron de vueltas nos cuenta Pablo Arias, médico veterinario, zootecnista y director del Centro Bienestar Animal del  Zoológico de Quito

Todos los martes, jueves, sábados y domingos, de 09:00 hasta las 12:30, se podrá  observar el comportamiento de los leoncitos. Pero las buenas noticias no paran ahí, es que en el Zoológico de Quito, pasan cosas buenas con los eventos de reproducción también nacieron en estos días dos bebes Pecarí de Collar, un monito Cotoncillo rojo, que se convertirán en otro atractivo para visitar el Zoológico. En el caso del Pecarí de Collar y el mono Cotoncillo su reproducción sí se realiza con fines de conservación, luego de un tiempo son devueltos a su hábitat natural y de esta manera se preserva a la especie.

La razón por la que se decidió que los leones se reproduzcan, cruza por varios ejes, el primero es la educación: los leones son los embajadores, el ícono de la fauna silvestre, a nivel mundial, el estudio del desarrollo de estos animales ayuda al mantenimiento, impulso y conservación de otras especies de felinos que se encuentran en el Zoológico como los pumas y jaguares. 

Otra razón, según Pablo Arias, es que el nacimiento de esta nueva familia es un indicativo, un índice para saber que los animales están bien, no solo en su salud sino también en su bienestar y que la labor que se realiza en el Zoológico, a  diario, es buena.

“Es muy importante lo que ha pasado en el Zoológico, dice Pablo Arias, lo que nos enseñan los leoncitos y lo que nosotros vamos a compartir con los niños, mostrar al público como son los leones de pequeñitos, eso es único, y no se ve en ningún lugar del mundo, no pasa todos los días, el comportamiento de los leones con su madre, cómo juegan, cómo la madre se comporta, cómo es una buena madre”.

Recordemos que el Zoológico de Quito, en Guayllabamba, es una casa de acogida para animales víctimas del tráfico o de intentos de cacería, animales que no pueden regresar a la naturaleza por sus condiciones físicas, o de comportamiento, o porque no pertenecen a nuestro país como estos leones.
Volver al inicio

Comentarios