Proceso para la implementación de señalética horizontal y vertical en su zona

Fuente: Secretaría de Movilidad | 2017-05-10 | 03:17:48 PM
Implementación de Señalética
MDMQ
Implementación de Señalética
Implementación de Señalética
MDMQ
Implementación de Señalética
Implementación de Señalética
MDMQ
Implementación de Señalética
Implementación de Señalética
MDMQ
Implementación de Señalética
  • Currently 0/5 Stars.

La circulación peatonal, ciclista o vehicular en general requiere ser guiada y regulada por las respectivas señaléticas horizontales y verticales reglamentarias, para mantener una ciudad segura, fluida y ordenada.

Es preciso señalar que las señaléticas verticales constituyen señales de seguridad vial y de orientación (“pare”, “no estacionar”, “ceda el paso”, etc.), e indican además destinos regionales, parroquiales, sectoriales o lugares turísticos de interés general.

Las señaléticas horizontales -acompañadas de las verticales- permiten regular la circulación peatonal, ciclista y vehicular; en términos de seguridad advierten y guían al usuario de la vía y son un elemento indispensable para la gestión del tránsito en la ciudad, por ejemplo la semaforización, los pasos elevados, los cruces peatonales, la demarcación sobre la vía (horizontal o vertical), etc.

En caso de requerimiento de señaléticas horizontales y/o verticales no existentes, los moradores de un determinado barrio de Quito deben solicitar mediante oficio a la Secretaría de Movilidad; en cuanto a señaléticas existentes se refiere (mantenimiento de señaléticas deterioradas), el pedido debe dirigirse a Gestión Operativa de Movilidad -GOM- de la EPMMOP.

El documento debe estar a nombre del representante legal del comité del barrio reconocido por la respectiva Administración Zonal, adjuntando en lo posible las firmas de respaldo de los moradores. El escrito debe contener la problemática que justifica dicho pedido, los  datos de ubicación exacta del lugar y los contactos de los representantes para concertar una cita con los técnicos a cargo de la inspección de la zona.

Los técnicos registrarán en un informe las impresiones de la reunión mantenida con los vecinos, aquí constará el levantamiento de información de campo (inventario vial existente, flujos vehiculares, toma de velocidades, etc.), así como el nivel de afectación sobre la movilidad en el lugar (peatonal, ciclista, vehicular) considerando los centros educativos, recreativos comerciales o de salud.

Una vez que el pedido haya sido técnicamente viable, éste se incorporará al cronograma de trabajo conforme las prioridades según el nivel de afectación y disponibilidad presupuestaria, para proceder con la implementación de la obra solicitada a cargo del órgano ejecutor, siempre y cuando el informe haya sido favorable.
Volver al inicio

Comentarios