Evaluación de Caja Común a las operadoras de transporte público

Fuente: Secretaría de Movilidad | 2017-05-18 | 04:04:50 PM
Evaluación de la Caja Común T.P.
MDMQ
Evaluación de la Caja Común T.P.
Evaluación de la Caja Común T.P.
MDMQ
Evaluación de la Caja Común T.P.
Evaluación de la Caja Común T.P.
MDMQ
Evaluación de la Caja Común T.P.
Evaluación de la Caja Común T.P.
MDMQ
Evaluación de la Caja Común T.P.
  • Currently 0/5 Stars.

El Municipio de Quito, a través de la Secretaría de Movilidad, lleva a cabo el proceso de evaluación a las operadoras de transporte público que se desempeñan bajo el esquema de gestión centralizada denominada caja común, en cumplimiento a la Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial -LOTTTSV-, a la Ordenanza Metropolitana N.0194 y a la Resolución C057 (Plan de Fortalecimiento de Transporte Público).

La caja común es un modelo de gestión centralizada, una forma única de administración y operación de una flota que presta el servicio de transporte público. Esta administración (conformada por varias áreas y personas calificadas) planifica y organiza de manera centralizada cómo opera la flota con el objetivo de minimizar los costos, optimizar la disponibilidad  de las unidades y desempeñarse de manera eficiente en todos los aspectos.

En este sentido la Dirección Metropolitana de Gestión de la Movilidad -DMGM- de la Secretaría de Movilidad, emprendió un plan de trabajo con las operadoras urbanas para el levantamiento de información sobre la base de dos ejes de calificación: a) Caja común; y, b) Calidad del servicio (a cargo de la AMT).

Con respecto a caja común, el equipo de fiscalización de la DMGM durante el proceso verifica la documentación que proporciona el representante legal de la operadora referente a los 5 parámetros de gestión que son evaluados: 1) Estructura organizacional; 2) Plan de operaciones; 3) Plan de mantenimiento; 4) Recaudo, y; 5) Ingresos.

La documentación de la operadora es comprobada y validada por el fiscalizador, a fin de contar con información verídica referente al modo de operación de la empresa. Por ejemplo, se contrasta la documentación sobre el control de tablas planificadas versus tablas ejecutas, se verifica el pago del personal, las tarifas, las órdenes de mantenimiento así como el origen/destino de los ingresos y los depósitos de la operadora.

Los fiscalizadores registran los datos en un formulario que será evaluado conjuntamente con la información que proporciona la AMT; el resultado de los dos procesos determinará el tipo de compensación económica por caja común que recibirá la operadora según la Ley.

Para Pablo Lima, Gerente de la Compañía de Transportes Guadalajara, desde que se implementó en el 2013 la caja común, la empresa mejoró su plan de operación lo que permitió renovar la flota vehicular con unidades más seguras para el ususario.

Por su parte, Edwin Cueva, Gerente de la operadora Trans Alfa, señala que el modelo de caja común elimina los “piques” entre los buses y por lo tanto las maniobras bruscas, lo cual favorece al usuario en términos de buen trato. 

Cabe resaltar que el proceso de evaluación de caja común culmina en junio de 2017, sin embargo, la fiscalización y el control a las operadoras de transporte público continúa.
Volver al inicio

Comentarios