La riqueza natural y cultural del Valle de Los Chillos es una opción ideal en este feriado

Fuente: Administración Zonal Los Chillos | 2017-08-11 | 05:55:54 PM
Riqueza natural y cultural del Valle de Los Chillos
MDMQ
Riqueza natural y cultural del Valle de Los Chillos
Riqueza natural y cultural del Valle de Los Chillos
MDMQ
Riqueza natural y cultural del Valle de Los Chillos
Riqueza natural y cultural del Valle de Los Chillos
MDMQ
Riqueza natural y cultural del Valle de Los Chillos
Riqueza natural y cultural del Valle de Los Chillos
MDMQ
Riqueza natural y cultural del Valle de Los Chillos
Riqueza natural y cultural del Valle de Los Chillos
MDMQ
Riqueza natural y cultural del Valle de Los Chillos
  • Currently 0/5 Stars.

Para quienes disfrutan de un turismo de naturaleza y del folclore y gastronomía de la ruralidad visitar las seis parroquias del Valle de Los Chillos es una opción ideal en este feriado.

Bellas montañas, aguas termales, balnearios, lagunas, cascadas, bosques, páramos, reservas ecológicas, miradores, parques recreativos, artesanías, deliciosos platos típicos y servicios de calidad en hospedaje, recreación y restaurantes, entre otros, son los atractivos que ofrece este sector del Distrito Metropolitano de Quito.

El Valle de Los Chillos está ubicado a 20 minutos del centro de Quito, en la cuenca hidrográfica de Guayllabamba al sur-oriente de la capital, con un clima diverso que va desde subtropical, templado a frío según la zona que se visite  y una  altitud que oscila desde los  2 400 msnm a 3 800 msnm en los páramos. Dadas las diferentes  condiciones geográficas, los turistas pueden disfrutar al máximo de la flora y fauna que aún se conserva autóctona en gran parte de su territorio.

La gastronomía de Los Chillos se caracteriza por emplear productos propios de la zona, que es rica en producción agropecuaria. Así tenemos choclos con habas, papas con cuy, caldo de gallina, hornado, fritada, parrilladas, yahuarlocro, cariucho, caldo de patas, tortillas de maíz y trigo, morocho, entre otros platillos tradicionales. Para personas que gustan de otro tipo de comida  pueden encontrar una oferta de restaurantes especializados en cocina nacional e internacional.

Al costado sur-oriental de esta zona se encuentra la parroquia de Pintag conocida como la “Tierra del Chagra, el Cóndor y el Toro bravo”, la segunda más extensa del cantón Quito, con una riqueza natural y cultural reconocida a nivel regional. Aquí los amantes del clima frío pueden encontrar paisajes de singular belleza como la Reserva Ecológica Antisana, el  Sincholagua,  cascadas en el río Pita, lagunas de Secas, la majestuosa lava volcánica de Antisanilla que simula inmensas olas de piedra, majestuosos páramos, la Iglesia Matriz de Pintag, pesca deportiva de truchas tipo salmonada, cabalgatas y demás servicios turísticos. En la reserva del Antisana se puede observar con facilidad al majestuoso cóndor, venados, conejos, bandurrias, colibríes, entre otros.

Con un clima más cálido, en el sector oriental se asientan las parroquias La Merced y Guangopolo y Alangasí en las faldas del emblemático cerro Ilaló, tienen aguas termales  de origen volcánico, medicinales para la salud.

En esta zona encontramos el complejo municipal El Tingo de la parroquia Alangasí con instalaciones bien mantenidas al servicio de la comunidad al igual que Rumiloma en Guangopolo, balnearios que en feriados por decreto del Mauricio Rodas, alcalde metropolitano, tienen el ingreso totalmente gratuito. Además de estos atractivos municipales se suman las Termas de La Merced e Ilaló y otros sitios recreacionales de carácter privado. Como complemento, en los alrededores se puede encontrar  restaurantes y servicios adicionales.

En cuanto a manifestaciones culturales en estas parroquias encontramos folclore y costumbres muy arraigadas a la ruralidad andina. El Centro Artesanal El Cedacero de Guangopolo, es un  espacio municipal posicionado en Los Chillos, preserva  la elaboración del tradicional cedazo y bellas artesanías en crin de caballo, organizando a mujeres del sector que conforman la Asociación. A estos productos manuales ancestrales se suman bellos cuadros en lienzo  y artesanías de diferentes materiales de artistas plásticos y artesanos de La Merced y Alangasí.

En lo que respecta a las parroquias de Amaguaña y Conocoto ubicadas en la parte occidental del Valle de Los Chillos los turistas pueden visitar la Reserva Ecológica El Pasochoa, el nuevo parque de Miranda Bajo, así también el tradicional Parque La Moya, haciendas antiguas, miradores y bellos paisajes que deleitan a la vista. El bosque San José localizado en el barrio San José de Conocoto, adjunto a la Administración Zonal Los Chillos con árboles centenarios, un ambiente armónico y una belleza arquitectónica incomparable esperan al turista para que recorra sus senderos y experimente un contacto único con la naturaleza y el ingenio humano.

Con todos estos atractivos que ofrece la diversidad del Valle de Los Chillos, la Alcaldía de Quito invita a la familias del Distrito Metropolitano y a viajeros nacionales y extranjeros a conocer y disfrutar de estas maravillas naturales y culturales a menos de 30 minutos del centro de Quito, una experiencia que nunca olvidará. Una oportunidad de ponerse en contacto con la grandiosidad de la madre tierra, realizando actividades que fomentan la unión familiar, la preservación del ambiente, la cultura rural y los emprendimientos locales.
Volver al inicio

Comentarios