Plan de Vivienda del Centro Histórico se hace con participación ciudadana

especial
Fuente: E P Metropolitana de Hábitat y Vivienda | 2013-06-12 | 03:44:26 PM
Infografía del programa de vivienda en San Diego
MDMQ
Infografía del programa de vivienda en San Diego
Infografía del Plan de Vivienda en San Sebastián
MDMQ
Infografía del Plan de Vivienda en San Sebastián
Infografía del Portal 24 de Mayo
MDMQ
Infografía del Portal 24 de Mayo
  • Currently 0/5 Stars.

El Plan de Vivienda del Centro Histórico tiene como finalidad recuperar el carácter residencial del Centro Histórico, como parte de su revitalización mediante la conservación y puesta en valor de los bienes patrimoniales, creando un mercado sostenible de vivienda diversa con participación de alianzas público-privadas. El proyecto contempla 3.000 soluciones habitacionales a largo plazo.

La Empresa Metropolitana de Hábitat y Vivienda, desarrollará el Plan de Vivienda del Centro Histórico a través de la rehabilitación de inmuebles patrimoniales, mediante la adquisición de los mismos o la asociación con los propietarios que manifiesten interés. Las adquisiciones se realizan una vez establecido un acuerdo con los propietarios que decidan voluntariamente incorporarse a los proyectos.

En los tres sectores de la primera etapa del Plan que son 24 de Mayo, San Diego y San Sebastián, se cuenta con acuerdos ya establecidos con los propietarios de los inmuebles que libremente han decidido incorporarse al Plan y que han suscrito cartas de manifestación de intención de venta, con base en los valores comerciales actualizados y establecidos para cada inmueble por parte de la Dirección Metropolitana de Catastro, conforme lo establece la ley para adquisiciones en el sector público.

En aquellos predios en los que no se ha establecido un acuerdo de venta con sus propietarios, el Municipio Metropolitano de Quito brindará el asesoramiento técnico para que los inmuebles se integren al conjunto arquitectónico diseñado para el sector, de manera que la rehabilitación sea integral en las manzanas de intervención.
 
Para el establecimiento de acuerdos se mantienen conversaciones individuales con cada uno de los propietarios de los inmuebles en las diferentes manzanas de intervención a fin de llegar a consensos; es decir, el proyecto no contempla expropiaciones forzosas de los inmuebles.

Fases del proyecto

En una primera etapa se edificarán los programas Portal 24 de Mayo que consiste en dos manzanas junto al bulevar de la 24 de Mayo, calles Barahona, Ambato, Bahía de Caráquez y Loja; el programa San Diego que incluye dos manzanas junto a la plataforma recreativa de San Diego, calles Almeida, Chimborazo, Calicuchima; y finalmente el correspondiente a San Sebastián que consiste en dos manzanas ubicadas en las calles Maldonado, Loja y Quijano.

Esto implica la construcción de 701 viviendas, 88 locales comerciales, 23 bodegas y 338 estacionamientos en una primera etapa, con una inversión estimada de 31´523.261 dólares.

En el sector de La Tola se construirán 243 departamentos de 1 hasta 3 dormitorios. El proyecto aún está en estudios.

Un plan de 3.000 soluciones

En el marco del proyecto de revitalización integral del Centro Histórico, el Municipio de Quito prevé la construcción de 3.000 soluciones habitacionales, considerando al menos un proyecto barrial de 100 a 200 unidades de vivienda cada uno.

La oferta es variada y va desde departamentos de 40 a 45 metros cuadrados con costos entre 21.000 dólares a 60.000 dólares. Además habrá incentivos para las parejas que podrán acceder a un bono patrimonial de 8.000 dólares para viviendas de hasta 40.000 dólares.

La gerente de la Empresa Pública Metropolitana de Hábitat y Vivienda, Margarita Romo, señaló que según el último censo realizado el año anterior hay un déficit habitacional importante a nivel nacional. Cada año se requieren 110.000 nuevas unidades.

En Quito existe un déficit habitacional 150.000 viviendas en la zona urbana y rural, y en el Centro Histórico hay una tendencia de decrecimiento habitacional. Así, de 58.300 habitantes que había en esta zona en 1990, la cifra se redujo a 50.900 en el 2001 y a 40.500 en el año 2010. Si continúa esa tendencia se perdería la población permanente de la zona.
Volver al inicio

Comentarios